Decímelo a mí

Uno trata de levantarse todos los días
de poner los pies rápido en el piso porque si no no se levanta
va al baño y trata de que al caer el agua le borre los recuerdos
y come haciendo esfuerzo para tragar
porque se queda pegada en ese horrible nudo en la garganta
y uno va a trabajar y aguanta las ganas de llorar
y al llegar el fin de semana no sabe si salir o quedarse
porque se acuerda de cuánto les gustaba salir juntos
y pasa por los lugares de ambos que ahora son sólo de uno
y las tardes de lluvia le dan ganas de morirse
y lo único que quiere cuando sale es que la noche se acabe rápido
y las canciones y los libros y los poemas le son prohibidos
y va al médico y llora en la camilla, suavecito
y si le preguntan cómo está, responde con un silencio
y odia salir con los amigos en común porque le recuerdan todo lo vivido
y le palpita el corazón y le sudan las manos cuando lo ve conectado en alguna de esas vainas
y al llegar la noche deja la almohada mojada de tanto llorar
y amanece con los ojos hinchados
y evade miradas para evitar preguntas
y siente que podría dibujar en el aire su figura para poder abrazarla.

No me tenés que explicar lo que se siente extrañar a alguien.
Decímelo a mí, que he dejado la vida pegada en un alambre de puás varias veces.
Y por eso ahora no me canso de abrazarlo.

9 Se han dejado perfumar:

Terox dijo...
25 de septiembre de 2008, 16:11

Es como durar meses arrancándose un esparadrapo...

La Morada dijo...
25 de septiembre de 2008, 22:06

;(
Terriblemente doloroso!!

Excelente post!!
Recomendación para esta semana en mi blog!

Amorexia. dijo...
26 de septiembre de 2008, 8:29

Ay! el duelo! terrible y depresivo...

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...
26 de septiembre de 2008, 12:07

Decímelo a mi tambien!!!

Tu post lo resume todo

Saludos

Capitán Melcocha dijo...
26 de septiembre de 2008, 20:18

Pero siempre llega el día en que uno se despierte y algo se murió dentro del alma. Una planta que ya ni siquiera podrida está comienza a estorbar, y lo primero que se ve son los pies de una persona que se resulta ser uno mismo...

y ahí comienza el corazon a latir de nuevo...

Naty dijo...
27 de septiembre de 2008, 12:12

pues si capi, es todo raro el día en que esa persona vuelve por alguna razón a la vida de uno y uno ya no siente nada al abrazarla... ni odio, ni rencor, ni amor, ni dolor... simplemente un cariño sincero por el pasado vivido y ya.

entonces exacto, el corazón empieza a latir de nuevo. dicen que el amor no se crea ni se destruye, sólo se transforma.

xwoman dijo...
29 de septiembre de 2008, 15:31

es una de las experiencias más dolorosas el extrañar a quien se ama...muchas veces no sabe cuánto importa hasta que se ha perdido...

Hermosísimo post.

josemontero dijo...
7 de octubre de 2008, 15:45

Extrañar a alguien es simplemente una de las torturas más dolorosas que existen. Será cierto que el tiempo lo cura todo? Cuánto tiempo es la dosis exacta para sentirse bien de nuevo? Lo sabrá uno? O el tiempo se encargará de hacértelo saber cuando "él" quiera?
Decímelo a mí también. Que buen post!

Kat... dijo...
3 de febrero de 2009, 10:04

que increible post...

esq hay muertes de muertes...

extrañar es todo un duelo...
q día a día nos recuerda cosas que no queremos...
es sonreir por los recuerdos y al mismo tiempo llorar x querer q desaparezcan...
es abrazar una almohada y tratar de acomodarla ligeramente a su forma para sentir sgeuridad al dormir...y al mirar lo q hacemos... ponernos a llorar xq resultó ser una simple almohada y no aquel cuerpo siempre calientico dispuesto a abrazarnos...

este dolor desgarra y desgasta...

Volver al inicio Volver arriba

Perfume de un beso.