Se me acabaron las excusas...


Caminaban a lo largo de la calle, era de madrugada, no había ni un alma... bueno uno que otro que se había ido de rumba pero ya iba para la casa.

Iban de la mano. Eran amigos, compañeros de trabajo.

Este frío de madrugada hizo que estuvieran cerca, más cerca de lo normal. Ese calor humano muchas veces es lo que puede quitar ese frío que la sueter no quita.

Salieron de una fiesta, la de la compañía. Caminaban... vacilaban... se conectaban... se acercaban...

Él la rodeó por la cintura... la acercó a su pecho. Sus miradas se cruzaron en un instante, sin tiempo, sus ojos brillaban. Ver los labios... desearlos... esas cosquillas que recorren el cuerpo en milésimas de segundos...

- No puedo...

Dijo ella mientras él dibujaba con sus dedos, los labios de ella.

- Tengo novio...

Mientras la mano acariciaba su cuello lentamente

- No debo...

Tomaba su cara entre sus manos y la acercaba a su boca

- Acabo de terminar y es muy pronto...

Un beso... dos besos... tres besos...

- He bebido mucho hoy...

Rodeándo con sus manos el cuello de él

- Se me acabaron las excusas...

- Gracias a Dios

.

11 Se han dejado perfumar:

Mr. Melcocha dijo...
25 de enero de 2009, 9:12

Cuando algo se desea mucho usualmente no hay excusa que valga. Lo que más pesa no siempre es lo que gana en la balanza,sino lo que realmente quiere el corazón...

Eso me recordó los lances de las fábricas, hace mucho tiempo,cuando luego de cada fiesta (y como en toda fiesta laboral), se armaban esas parejillas de una noche, en donde usualmente alguno tenía compromiso...

Debutamos, Palas!! Grande!!

xwoman dijo...
25 de enero de 2009, 12:38

Epale. Hay que tragar gruego no más, y decidir!

Bienvenida!
:)

P. Vargas dijo...
26 de enero de 2009, 15:56

Ojo, creo cien por cierto en la lealtad y la fidelidad. Sin embargo hay momentos que simplemente no se pueden dejar pasar. Cuando dos personas se quieren, los labios y las miradas mienten. Los actos y la pasión no.

Saludos amiga!

nina dijo...
26 de enero de 2009, 16:47

me vino un frio extraño al leer esto, y me encanto.
tan corto y a la vez tan fuerte.

Elendriel dijo...
26 de enero de 2009, 23:29

Creo que muchas veces todos hemos querido quedarnos sin excusas de vez en cuando, al menos yo se que a mi si me ha pasado :P

Amorexia. dijo...
27 de enero de 2009, 14:35

Magnifico texto palas! vaya que comensaste bien por aca!!!

Sin excusas es mejor.

Saludos a deshora.

U.A.S dijo...
27 de enero de 2009, 19:10

Ey! Hola!
Una historia corta y directa... El miedo es el sentimiento que más excusas nos hace generar... Qué bueno que en algún momento se acaban.

Sexo de perfil dijo...
29 de enero de 2009, 8:02

Lo mejor para hacer un día memorable, es no ponerle pretextos a vivir.

SarksTico dijo...
30 de enero de 2009, 14:48

que post taaaan bueno palitas!!

así, como todo sencillo, como todo cotidiano..

Diablos!! q bueno!!

mar dijo...
4 de febrero de 2009, 21:47

wow.... muy muy bueno...

Volver al inicio Volver arriba

Perfume de un beso.