Imperativos



Dale tu mano al tiempo
que nos recorran las horas
como esos niños que van por los caminos
jugando a ser felices.

Deja que el tiempo nos enseñe
de más noches juntos
de amargos frutos sedientos
o de alguna secreta estancia de la piel.

Aprendamos el duro arte de necesitarnos
de desearnos cuando la luna
dibuje su cuerpo
sobre la inagotable fuente de tus manos.

Dale tu serenidad a los sueños,
la insistencia a la ternura;
desde hoy construiremos
los verdaderos caminos hacia la libertad.


4 Se han dejado perfumar:

Palas dijo...
9 de marzo de 2009, 8:07

buenisima foto!!!! buenisimo poema...

"Aprendamos el duro arte de necesitarnos"

Woooow!!!

Mina H. dijo...
9 de marzo de 2009, 12:52

¡Muy lindo!, me está gustando este blog, especialmente con mi redescubrimiento de la poesía..

¡Saludos!

Violetta dijo...
10 de marzo de 2009, 9:42

... el duro arte de necesitarnos... que dificil, pero que bonito es cuando podemos dejar el orgullo a un lado y admitir que necesitamos a esa persona.

Volver al inicio Volver arriba

Perfume de un beso.